Sin categoría

conexión

Todo está conectado entre sí.
Cada rastro en el camino, por pequeño que sea.
Cada fracción de vida. El tiempo, el pensamiento, el amor, el dolor. La muerte.
Todo lo que importa, y lo que no. Lo desconocido. La verdad, y la mentira que la esconde.
La piedra inerte en la que nadie repara, y el agua que se hace invisible.
El recién nacido, el niño que ha dejado de serlo y el anciano que añora volver a nacer.
Los amantes que se devoran como lo hace el tiempo con el mundo.
Aquellos labios que besaste apasionadamente. Y los que nunca besaste.
El libro que hubieras querido leer, pero que nadie escribió.
El baile con aquel desconocido que nunca volviste a ver.
Quién quisiste ser, truncado por quien eres.
La sombra y la luz.

Todo. Absolutamente todo, está conectado.

La vida es un juego.
Nadie sabe cuando empezó la partida, ni el abasto de su tablero.
Cual la música que sonó por primera vez, y la que lo hará al acabar.
Cuando terminará, si es que lo hace.
Un juego perfecto que escapa a cualquier comprensión.
La suerte. El azar. El engaño. La humanidad. Hasta lo que nos hace poco humanos.
Un juego de locos. De pasión. De meditación. De valientes y cobardes.
Un juego. Nada más que un juego, por el que no hay que preocuparse.
Nadie sabe jugar. Aunque unos aparentan hacerlo y otros fingen estar por encima de ello. Todos juegan, y son pocos los que son conscientes de ello.

Tú, eres la conexión de todo. Y todo, la conexión de cada uno.
Es un juego. Solo un juego. Y te toca lanzar.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s