Lectura

Tras terminar de leer la obra de Howard Mittelmark y Sandra Newman, ‘Como no escribir una novela’, debo confesar que me ha enriquecido de forma sustancial. Si bien ya esperaba un libro ameno y con recurrentes referencias en clave de humor, ahora, además de confirmarlo, puedo garantizar que lo hace con creces y con excelente buen gusto.

Un libro que apenas he leído en un par de noches. Entretenido y divertido desde la primera página a la última. Bien estructurado. Con mucha fuerza en su empeño por mostrar y enseñar. 
Cabe decir que hay algunos de los 200 errores que al leerlos, se pueden encontrar básicos, y a veces hasta facilones, pero también estoy convencido que, con otros, cualquier escritor se verá reflejado, llevándolo sino a corregir algún pasaje escrito, si al menos a replantearse ciertas tendencias, hábitos y manías.

El ego de un escritor es fuerte y sensible, sobre todo con los propios medios en los que convive, sin embargo, Howard y Sandra saben ahondar en él de forma sutil, alegre y gratificante. Un azote de realidad que deja muy buen sabor de boca.

Minientrada